Parte de los equipos más importantes que utilizamos para hacer vida en nuestra autocaravana o camper necesitan gas como combustible. Sin embargo, esto nos puede suponer un problema al viajar fuera de España ya que es habitual que la tomas de gas de la botella de propano convencional no sea la misma y varíen en cada país, por lo que si en mitad de un viaje nos quedamos sin gas propano en nuestra botella y no llevamos la alcachofa adecuada para la nueva botella en ese país, no podremos utilizarlo. Es por eso que se recomienda acudir al uso del GLP en las autocaravanas.

Qué es un sistema GLP

GLP, también denominado autogas, es una mezcla de gas licuado de petróleo, es decir, gases propanos y butanos disueltos en petróleo. En una autocaravana, este sistema consiste en una bombona que podemos recargar rápidamente  cada vez que el gas se nos acabe.

Además, este sistema está muy extendido sobre todo en los países europeos, así que puedes recargar fácilmente en cualquier lugar. Esto hace que este tipo de energía sea más accesible y controlable.

Uso del GLP en las autocaravanas

Aunque en el sector automovilístico se usa para el sistema de propulsión, en las autocaravanas en GLP se utiliza para dar suministro a la cocina, la nevera, el sistema de agua caliente y calefacción. Lo mejor es que este combustible es compatible con todos los equipos.

Así que si buscas disponer de mayor independencia en tu camper o autocaravana o si vas a hacer un viaje por Europa de media o larga duración, es recomendable que tengas instalado un sistema GLP en tu vehículo. En la mayoría de países europeos no encontrarás bombonas de gas compatibles con el sistema español, por lo que el GLP te ofrece la posibilidad de rellenar de forma rápida y fácil el depósito.

Este sistema es muy simple: consiste en instalar una bombona en el lugar de la bombona de propano convencional, pero especialmente diseñada para GLP, que se recarga en gasolineras a través de una boca exterior, tal y como recargas tu vehículo de combustible.

Como última consideración, solo debes tener en cuenta que existen diferentes tipos de bocas exteriores, así que una vez instalado el sistema GLP se suministra las distintas bocas para disponer de la necesaria según el suministro del lugar donde te encuentres.

Ventajas del GLP para autocaravanas

  • No necesitas una bombona intercambiable: Puedes recargar la bombona GLP cuantas veces necesites en gasolineras con sistema GLP repartidas por toda España y Europa.
  • Mayor almacenamiento de gas: El depósito GLP puede almacenar hasta 24.4 litros, mientras que la bombona de propano solo puede almacenar 13 litros.
  • Bombona ligera: Con un peso de apenas 5 kg, esta bombona es ligera así que su peso no afecta la movilidad.
  • Aguanta temperaturas extremas: Desde -40 grados hasta 65 grados centígrados, nos permite viajar a lugares con temperaturas muy bajas, por lo que podrás seguir utilizando tus electrodomésticos mientras practicas tus deportes de invierno favoritos.
  • Fácil acceso: Cada vez hay más puntos de recarga en España y en todo el continente europeo.

La recarga de GLP es un proceso sencillo, rápido y económico. Si estás a punto de emprender un viaje largo, no dudes en que es la mejor opción de suministro para la cocina y el sistema de calefacción y agua caliente.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 4.2)