Cubrir los gastos de mantenimiento de una autocaravana es el punto que mayor preocupación suele generar a los amantes de salir de viaje en estos vehículos. Por lo tanto, antes de comprar una es recomendable evaluar los cuidados que requiere y el presupuesto mensual que se debe disponer para tener la autocaravana en óptimas condiciones.

También es preciso resaltar que la compra de este tipo de vehículo no está al alcance de todos, debido a que suelen tener un precio bastante elevado en comparación con otros coches. Esto evidencia que su cuidado y mantenimiento también puede resultar bastante elevado.

¿Cuáles son los gastos de mantenimiento de una autocaravana?

Al igual que cualquier otro vehículo las autocaravanas necesitan de un mantenimiento mensual y anual para garantizar su durabilidad. Pero, la diferencia es que al ser más grande y contener más herramientas para la comodidad del conductor el precio final de mantenimiento es bastante superior.

En primer lugar están las revisiones mecánicas

La revisión periódica en un taller es primordial para cualquier autocaravana, pues es preciso hacer el cambio de aceite y filtros correspondiente cada cierto tiempo para evitar contratiempos durante un viaje.

Por lo general estas revisiones son anuales, pero en algunos casos dependiendo de los problemas que pueda presentar la autocaravana es posible que requiera de las revisiones antes. En cuanto al precio de estas revisiones, suelen rondar entre los 150 y 350 euros.

Sin embargo, los precios pueden variar dependiendo de la provincia, el taller al que se acuda y el tipo de revisión que necesite el vehículo. Asimismo, hay que tener presente que cada seis años o cada 100.000 kilómetros debe realizarse el cambio de la correa de distribución, teniendo esto un precio aproximado entre 300 y 600 euros.

Cambio de neumáticos

Por otra parte, cambiar las ruedas de la autocaravana debe llevarse a cabo cada 6 años. A pesar de que en un coche convencional el cambio de los neumáticos es cada ciertos meses o anual, en el caso de las autocaravanas no suele ser necesario debido a que son vehículos para salir a pasear.

Lo que quiere decir, que durante varios meses pueden estar paradas. Sin embargo, todos los neumáticos tienen una fecha de caducidad y es indispensable cambiarlas debido a que transitar con ruedas vencidas tiene un riesgo bastante alto, pues pueden explotar o rajarse fácilmente mientras el vehículo está en movimiento.

Ahora bien, para cambiar los neumáticos debe acudirse a un mecánico con conocimientos en el mantenimiento de autocaravanas. Mientras que para comprar las ruedas, hay que buscar un lugar que ofrezca neumáticos bajo la denominación “Camping”. Este tipo de ruedas suele tener precios entre 130 y 200 euros cada uno.

Mantenimiento de instalaciones específicas

Estas instalaciones son las de agua potable y calefacción que por lo general tienen todas las autocaravanas. Pero, no hay un mantenimiento específico para estas por lo tanto suele estar incluida en la revisión general anual del vehículo.

Sin embargo, mantenerlas en buen funcionamiento y probarlas antes de cada viaje es primordial para garantizar su larga vida útil. De lo contrario, pueden ir deteriorándose con el tiempo hasta que los componentes que las conforman se vencen y ya no son capaces de cumplir con su trabajo.

Una de las instalaciones que necesitan mantenerse en buen estado es la del gas, por lo que es recomendable que tenga un mantenimiento preventivo al menos cada 4 años. Asimismo, es obligatorio para poder obtener el certificado donde es avalado que todas las instalaciones están en perfecto estado.

Cambio de baterías

En otro orden de ideas, el cambio de baterías dependerá de la calidad de las que están instaladas y del uso que se le dan. Cuando son de buena calidad pueden asegurar una vida útil de hasta 5 años, pero pasado ese tiempo es momento de cambiarlas.

Por lo tanto, un cambio de batería puede rondar los 300 euros o más en el caso de las de excelente calidad. Ahora bien, para garantizar la larga duración es recomendable que las baterías se carguen cada dos meses y para quienes viajan con frecuencia lo mejor es que las cambien cada dos años, de esta manera evitan posibles inconvenientes en medio de la carretera.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)