¿Cuánto cuesta el mantenimiento de una autocaravana?

Por fin te has decidido a dar ese paso que tanto tiempo llevabas queriendo dar: acabas de comprar tu autocaravana ideal. Eres consciente de que un vehículo nuevo no te dará problemas a corto plazo, pero también sabes que tu autocaravana requerirá ciertos cuidados y mantenimientos si quieres tenerla contigo muchos años. Si por el contrario el vehículo que has adquirido es una autocaravana de segunda mano, hay ciertos puntos que deberás revisar para garantizar el correcto funcionamiento del mismo. Es difícil decir con exactitud cuánto cuesta el mantenimiento de una autocaravana ya que puede variar mucho dependiendo del tipo de autocaravana, de si es una autocaravana nueva o una autocaravana de ocasión, del uso que vayas a darle y un largo etcétera.

Aspectos a tener en cuenta en el mantenimiento de una autocaravana

En primer lugar tendrás contemplar el mantenimiento habitual, el mismo que realizarías a tu coche. Cambios de aceites, revisión de líquidos, cambios de correas o sustitución de piezas por desgaste. En este aspecto los precios dependerán mucho del lugar en el que realices este tipo de mantenimientos, pero si eres regular en las revisiones y evitas desgastes de gran envergadura, no debería resultarte costoso. Otro aspecto importante es el de las baterías. Aunque la mayoría de autocaravanas usan baterías AGM de gel, que son mucho más duraderas que las baterías normales, es conveniente ser cuidadosos y evitar agotar al máximo la energía de la batería de forma innecesaria.

Por otra parte, hay que tener en cuenta daños que pueden surgir de nuestros viajes. Es inevitable que algún momento tu autocaravana se lleve algún roce o algún golpe, y si no cuentas con un seguro a todo riesgo que te cubra las reparaciones, tendrás que ponerlo de tu bolsillo. Dependiendo de la magnitud del daño el precio puede variar, pero recuerda que se trata de un vehículo grande y que las reparaciones pueden resultar algo más costosas que un turismo. Para evitarlo lo mejor es equipar tu autocaravana con sistemas de asistencia para el aparcamiento y ser muy cuidadoso a la hora de circular por ciertos lugares.

Si has adquirido una autocaravana o camper de segunda mano y no tienes garantías del mantenimiento que se le haya podido realizar, es importante que revises a fondo partes vitales de la autocaravana como el calentador de agua, sistemas de gas y calefacción, baterías, funcionamiento de las luces, cocina, etc. En definitiva, cerciórate de que aquellas partes que puedan sufrir más desgaste estén en correcto estado de funcionamiento.